Monthly Archives: May 2014

Publicación Gratuita No 39

Cansado de que su perro salte encima suyo?

perro saltando encima del dueño

Parte 1

Por Alvaro Osorio G

La gente admira su perro desde la distancia por que no quieren que su perro con sus patas les ensuciar la ropa?

De los muchos malos comportamientos, que han sido enseñados sin intención por los propietarios, saltar encima de la gente es probablemente el mejor ejemplo.

Desde que su perro era un cachorro, él fue entrenado a saltar encima de la gente, por las personas que le acariciaban su cabeza y se reían cuando él hacia esto, entonces algo que debemos antes que nada entender, es que la conducta ha sido premiada en diferentes formas, cientos de veces, y es aquí en donde  las leyes de aprendizaje, entran a cumplirse al pie de la letra enunciando: ¡Toda conducta premiada tendera a repetirse con mas fuerza en el futuro!

En realidad el único crimen que su perro ha cometido es comer, crecer y seguir saltando encima de la gente.

Este mal comportamiento, ha sido inducido por los humanos que viven con el perro.

La gente para tratar de solucionar este problema, agarra las patas de su perro, rosea agua en su cara, golpea con la rodilla su pecho, o golpea su cabeza con un periódico.

Por que tratamos de corregir algo que probablemente enseñamos nosotros mismos desde que era un cachorro? Cómo puede entender, nuestro perro, que ahora que ya es grande, las reglas del juego han cambiado y es castigado por algo que en toda su vida de cachorro le fue premiado? Esta situación es de las más confusas para el perro, pero castigarle por esta acción no solo confunde el perro si no que irónicamente, incrementa su mal comportamiento.

Tratemos de entender por que un perro puede saltar encima de la gente, y que puede significar en el lenguaje canino. En la mayoría de ocasiones, saltar y jugar encima de la gente, es un gesto amistoso, entonces cuando un cachorro viene hacia nosotros en esta actitud, esta buscando atención y cariño.

En algunas otras situaciones nuestro perro podrá estar mostrando un gesto típico de dominancia.

Para determinar cual de los dos comportamientos corresponde al de nuestro perro, necesitaremos mucha observación y experiencia o el asesoramiento de un profesional en entrenamiento canino ya que aparentemente los dos comportamientos son iguales, pero la verdad es que los gestos dominantes van acompañados de un lenguaje muy claro por parte del cachorro o perro adulto, que debe ser identificado y controlado a tiempo

Ahora que entendemos el por que de la conducta de nuestra mascota, en nuestro siguiente articulo mostraremos las diferentes opciones que podemos aplicar para solucionar un problema tan común en nuestras hogares.

¡Hasta la próxima!

Publicación Gratuita No 38

Anti Articulo Canino

Autor: Fernando Borcel

perro criollo

Esta vez tuve ganas de escribir éste, un anti-artículo, y de enseñarte muchas de las cosas que puedes hacer para que tu perro, tú, o ambos, se sientan infelices con el otro. Es para reflexionar.

  1. Separa al perro de su madre y su camada cuando aún esté indefenso (cuanto antes, mejor). No hay nada que la madre y sus hermanos puedan enseñarle que tú no puedas enseñarle mejor, y más rápido.
  2. Regálaselo a tu niñita de 2 años, y hazla responsable de su bienestar.
  3. Condénalo desde pequeño a vivir en la azotea. No permitas que se integre a la familia. Debe aprender que la vida no es un juego.
  4. No permitas que interactúe con otros perros, otras personas, ni que visite otros lugares. No querrás confundirlo.
  5. Recuerda siempre castigarlo por todo lo que haga mal. Utiliza cualquier cosa que tengas a mano: un periódico, un zapato, una piedra, o tu celular. Un buen golpe dado a tiempo es una lección para toda la vida.
  6. Cuando el ladre, grítale frenéticamente hasta que se calle. Recurre al punto 4 cuando lo creas conveniente.
  7. Cuando llore porque está solo, haz como en el punto 5.
  8. Dale comida barata de supermercado. Llévalo al veterinario sólo cuando esté enfermo (es decir, con olor ofensivo para ti). Ni se te ocurra vacunarlo. Sólo ahorrando se logran las cosas importantes en la vida.
  9. No lo eduques. Mucho menos lo envíes a que aprenda. El punto 4 es más que suficiente.
  10. No olvides tallarle el hocico en su orina cuando tenga un accidente dentro de la casa. Acompáñalo con una dosis de periódico, para reforzar.
  11. Llévalo de compras contigo. Que disfrute de un día soleado de verano, esperándote por 2 horas en tu auto, en el estacionamiento del supermercado, con las ventanas cerradas.
  12. No dejes que viva con tu familia. ¿O quieres que se confunda y piense que al fin de cuentas, el merece una vida mejor?
  13. Permite que conozca el mundo. Cuando se convierta en una carga para tí, córrelo de la casa.

¿Sabes qué es aún más triste? Tu perro, te amará igual.

Publicación Gratuita No 37

“LOS PRIMEROS MESES DE VIDA DEL CACHORRO”

cachorros-de-labrador 

Cordial saludo a nuestros lectores.

Una buena parte de los propietarios de cachorros, ignoran la importancia que tienen los primeros meses de vida en un perro y como pueden llegar a definir el futuro comportamiento de la mascota.

Veremos a continuación los diferentes desarrollos físicos y psíquicos de nuestra mascota en sus primeros  meses de vida:

1er MES:

En este mes se empiezan a despertar los sentidos principalmente de la vista y  el oído, que hasta hace pocos días permanecían cerrados al mundo externo.

El cachorro en esta etapa, inicia a percibir las formas y ruidos que lo rodean, y es de vital importancia la relación con su madre, sus hermanos y por su puesto las primeras experiencias con el ser humano.

En este tiempo el cachorro empieza a aprender todo el lenguaje perruno, de parte de su madre, vital para una buena relación con otros perros y con los seres humanos, en los meses venideros y en el resto de su vida.

En estos días se da inicio al conocimiento de las posturas sociales de dominantes y dominados, vitales para el control e inhibición de los futuros comportamientos  agresivos.

¡Ningún cachorro, deberá ser separado de su camada antes de los 2 meses, pues literalmente cortaríamos este proceso de aprendizaje al lado de su madre y sus hermanos!

El comercio indiscriminado y la falta de información en la gente son los dos principales factores, que ayudan a que muchos cachorros salgan prematuramente de sus camadas, siendo lo anterior, una de las principales causas de los problemas de comportamiento en perros.

2do Mes:

Ya a esta edad el cachorro deberá estar incorporado a la familia humana, pues permanecer por demasiado tiempo en el criadero en compañía de sus hermanos, le restara tiempo para conocer en su periodo critico de aprendizaje, todos los estímulos que le rodearan por el resto de su vida.

¡Si permanece demasiado tiempo al lado de otros perros, tendrá una fuerte tendencia a la independencia del ser humano y a una mayor atracción hacia sus congéneres!

En este mes, el humano deberá continuar con la educación que la mama perruna inicio. Es decir, los nuevos líderes de la manada, (los dueños humanos) controlaran los juegos bruscos, estimularan sus impulsos de seguimiento y canalizaran los juegos predatorios hacia objetos adecuados como pelotas o similares.

Se deberá iniciar la enseñanza de los correctos hábitos de higiene aprovechando su instinto innato de limpieza.

Contando ya con la primera vacuna, el cachorro deberá tener contacto DIARIO con personas distintas a las de la casa, niños y todo el ambiente citadino (carros, motos, bicicletas y animales de diferentes especies) que le rodeara en adelante.

Es aquí cuando inicia el periodo de socialización, fundamental para el desarrollo adecuado del cachorro.

¡Un cachorro con una socialización pobre, podrá tener comportamientos miedosos o agresivos hacia aquello que no conoce!

Las experiencias tempranas (entre los 45 días y los 5 meses) constantes ayudaran a darle una organización armónica a su sistema nervioso.

¡La socialización no tendrá efecto alguno si  se realiza solo los fines de semana, ya que este es un proceso de aprendizaje por estimulación y deberá ser continuo!

3er MES:

El proceso de socialización que inicio en el segundo mes, deberá continuar en la misma forma es decir a diario, como mínimo hasta el quinto mes de vida.

El dueño debe de identificar cualquier signo de agresión hacia el ser humano, y disciplinarlo, para lograr mantener el estatus de líder ante su cachorro.

La importancia de la socialización diaria esta en el control que los amos ejerzan sobre las manifestaciones predatorias o agresivas hacia personas o animales. Es decir que nuestro cachorro deberá ser corregido justo en el momento en que pretende perseguir un gato una moto o un niño que corre, hasta lograr que identifique estas situaciones como normales, y respete los límites impuestos por el ser humano.

 A la par, todo propietario deberá establecer normas y limites territoriales dentro de su hogar, como una forma de mantener el liderazgo del cachorro.

Es este mes se da un mayor desarrollo de la coordinación motora del cachorro, crece rápidamente y se hace cada vez mas fuerte, razón por la cual La socialización deberá estar unida a las jornadas diarias de ejercicio al aire libre, ya que este proporcionara un comportamiento mas calmado dentro de casa.

¡Recordemos que la energía acumulada, genera frustración y la frustración se convierte en problemas de conducta!             

Este es un mes propicio para iniciar el vital proceso de obediencia básica, al cual los cachorros son bastante receptivos debido a su disposición al aprendizaje lúdico (aprender a través del juego).

El adiestramiento en obediencia, rectificara constantemente en el cachorro, que son los seres humanos los que tienen el liderazgo de la manada.

En nuestra próxima entrega abordaremos otras etapas de desarrollo del perro y sus respectivas recomendaciones.

Hasta la próxima.

Publicación Gratuita No 36

COMO JUGAR CON TU PERRO

412_79227_4486199_858916

Continuando con asuntos relacionados con los perros activos o con exceso de energía, a continuación encontraran un artículo que plantea de manera sencilla y con gran claridad, la forma en que debemos jugar con nuestros perros.

El juego es una de las principales herramientas del adiestramiento moderno, y forma parte de la construcción jerararquica con sus dueños.

La mayoría de las razas caninas, conservan muchas características de comportamiento de los lobos cachorros y jóvenes. Es por este motivo que el instinto de juego en los perros, permanece a pesar del paso de los años.

Jugando con tu perro

Todos los que tenemos perros pasamos algún tiempo jugando con ellos. Esto es tan natural como respirar.

Pero, te has puesto a pensar ¿qué efectos puede tener un juego en particular? ¿Especialmente los juegos violentos y bruscos?

Los juegos violentos pueden generar problemas de agresión. Sencillamente, con estos juegos tu perro puede aprender que él es más fuerte y/o más rápido que tú. Si tu perro tiene esa impresión, será más difícil que te acepte como líder.

Lanzarle una pelota para que la recoja y jugar a las escondidas son dos de los juegos más útiles para mantener el liderazgo al mismo tiempo que te diviertes con tu perro.

Sin embargo, también puedes jugar algunos juegos un poco más rudos.

Si, por ejemplo, te gusta jugar a jalonear algún juguete con tu perro, lo importante es que al final tú te quedes con el juguete. Para esto, antes tienes que enseñarle a entregarte cualquier cosa que tenga en su poder.

El juego tiene que detenerse con cualquier demostración excesiva de fuerza por parte de tu perro. En ese caso, te llevas el juguete y lo guardas.

Si tu perro es agresivo, o tú no te sientes confiado sobre tus fuerzas, no juegues a jalonear algo. En esos casos, el juego podría tener consecuencias desastrosas. No solamente bajará tu estatus social ante los ojos de tu perro, sino que podrías recibir una mordida.

Si tu perro es generalmente tranquilo, puedes estimularlo un poco al jugar. Pero si tu perro es hiperactivo, destructor o dominante, busca juegos tranquilos que le permitan quemar energías, como lanzarle la pelota. Otra opción sería que empieces a practicar algún deporte canino como Agility o Flyball.

Ten las mismas precauciones cuando tu perro juegue con otro perro. Los perros suelen gruñir y morderse durante el juego, pero detén el juego si empiezan a morderse con mucha fuerza o a gruñirse de mala manera.

Nunca dejes a tu perro jugar con niños muy pequeños si es que no puedes supervisar el juego.


Autora: Rebeca Soto