Monthly Archives: January 2015

Publicación Gratuita No 53

BOLETIN CANINO

La realidad del adiestramiento canino

Por Álvaro E Osorio G

 Foto erick

En repetidas ocasiones, llegan clientes a nuestra escuela de adiestramiento con muchas expectativas de que solucionemos los diferentes problemas de conducta y obediencia que tiene sus perros. Ellos miran el adiestramiento y los programas de modificación de conductas como una tabla de salvación a su situación de convivencia con su mascota.

Si bien es cierto  que como expertos en adiestramiento y modificación de conductas, estamos en capacidad de corregir comportamientos, bajar los niveles de ansiedad, estrés y lograr que el perro obedezca en la mayoría de ocasiones, siempre advierto a mis clientes que un proceso de adiestramiento debe ser integral. De nada sirve que el perro nos obedezca y se comporte con nosotros si no lo va a hacer con el dueño.

Toda persona que desee aprovechar al máximo los resultados del entrenamiento de su perro, deberá seguir al pie de la letra las recomendaciones de cada entrenador y lo mas importante, en alguna parte del proceso deberá ser parte activa del proceso de adiestramiento, deberá aprender a comunicarse con su mascota, a entender su lenguaje, sus instintos y los diferentes patrones de conducta que predominan en la especie.

Sin hacer parte del proceso será casi imposible que el perro obedezca con sus dueños y en su ambiente.

Los perros están en capacidad de discriminar ambientes personas y situaciones, si usted no sigue las recomendaciones, no practica y no se preocupa por involucrarse en la educación de su perro, él aprenderá rápidamente que comportarse y obedecer solo funciona en la escuela y con el entrenador.

Un perro no es una máquina a la que se le puedan reparar los desperfectos, un perro no viene con manual de órdenes e instrucciones, cada perro es única y exclusivamente responsabilidad de quienes lo llevaron a casa.

Hasta la proxima

Publicación Gratuita No 52

NADA ES GRATIS EN LA NATURALEZA

Por Álvaro Osorio

Bulldog que no come

A pesar de que está comprobado que genéticamente lobos y perros  tienen unas enormes similitudes, la gran diferencia  de nuestros perros y sus antepasados lobunos radica en las forma como se desenvuelven sus vidas.

Para los lobos, cada día es un reto más, conseguir el alimento implica rastrear la presa, asecharla, acosarla, cazarla, matarla y finalmente ingerirla. Si tenemos en cuenta que no siempre la cacería del lobo es exitosa entenderemos entonces el enorme valor que tiene la comida (medio vital de supervivencia) y el alto costo que pagan por ella.

Totalmente contraria es la situación de nuestros perros, ellos tienen siempre comida a disposición, incluso si nuestra mascota no desea comer en el momento, agregamos salsas, comida cacera y en muchos casos nos sentamos a literalmente rogarle a nuestro perro que coma. Lo anterior lleva a nuestros perros a convertirse en malos comedores y lo peor en  perros exigentes a la hora de alimentarse.

Adicionalmente el hecho de que a nuestras mascotas no se les pida ningún esfuerzo a cambio de obtener su alimento y si por el contrario roguemos para que nuestro perro coma, nos coloca en una posición socialmente inferior ante nuestro perro, lo cual puede derivar en perros manipuladores y desobedientes  e incluso dominantes con los miembros de la casa.

Lo mas preocupante de todo es que este mismo patrón de conducta hacia nuestros peludos amigos lo reproducimos en situaciones similares de la vida diaria de nuestras mascotas.

El esquema mental que deberíamos instaurar en nuestros perros desde que están muy cachorros es el de que  nada es gratis en la vida (igual que sucede en la naturaleza).

A continuación…

5 Ejemplos sencillos de este esquema mental que ayudaran a mejorar el comportamiento de tu perro.

  1. Si tu perro desea que lo acaricies, primero pídele algo a cambio como sentarse o echarse
  2. Cuando tu mascota no coma su alimento (15 minutos es tiempo suficiente para que coma) retira su plato hasta la próxima comida, la próxima vez entenderá la importancia de comer cuando le sirves.
  3. Antes de salir a pasear, has que se siente en frente de la puerta de salida y espere hasta que le ordenes salir.
  4. No lances la pelota por nada, siempre pídele primero algo a cambio, un sentado un echado ect
  5. No prestes atención a tu perro todas la veces que lo solicite, enséñale que hay momentos en que quieres interactuar con él y otros que no.

Tratar a nuestros perros con amor y respeto pero sobre todo teniendo en cuenta que son perros y no personas, le proporciona una vida más equilibrada y feliz.

Hasta la Próxima

Publicación Gratuita No 51

Boletín Canino

Diestros

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los perros aspiradora

Por Álvaro E Osorio G

 

Así  llamo cariñosamente a aquellos perros que al salir con sus dueños al parque o a cualquier lugar, se dedican exclusivamente a  oler el piso de manera intensa a tal punto que se torna en ocasiones, bastante complicado sacarlos de esta conducta.

Adicionalmente este comportamiento implica el riesgo de que nuestro perro en algún momento recoja algo del suelo para comérselo y esto ocasione posibles intoxicaciones o envenenamientos.

Este tipo de conductas tienen origen desde edades muy tempranas en algo que yo llamo las fuentes de placer.  Cuando un  cachorro tiene sus primeras salidas al parque y/o a zonas verdes, muchos propietarios comenten el error de dejarle totalmente libre y no realizar ningún tipo de interacción (juego de la pelota, jugar a las escondidas, jugar a halar y aflojar)  con el cachorro. Lo anterior ocasiona que el interés del cachorro hacia nosotros en estas zonas sea muy bajo y este exclusivamente dedicado a encontrar olores y sabores interesantes, a tal punto de olvidarse por completo de sus dueños.

La solucione a este delicado problema, está en un entrenamiento básico temprano para el caso de los cachorros y un entrenamiento básico enfocado a modificar esta conducta, en el caso de los perros adultos.

Un perro más atento a nosotros y menos  enfocado en los olores del suelo, estará más a salvo de cualquier percance de salud que esta conducta le pueda ocasionar.

Hasta la próxima