Monthly Archives: November 2015

Publicaciòn gratuita No. 70

¿Debo Castigar a mi perro?

Por Alvaro E Osorio G

perro castigado

Con el apogeo de las entidades y personas animalistas, la palabra castigo se ha convertido en un tabú, en una expresión casi prohibida en donde quien si quiera la mencione, corre el riesgo de ser tildado de maltratador de animales.

Al parecer nos hemos olvidado que incluso los seres humanos estamos rodeados de castigos y sanciones que nos imponen la sociedad cuando quebramos sus límites, normas y leyes.

Si alguno de nosotros rebasa en su auto un semáforo en  rojo y hay una cámara de vigilancia o un guarda de tránsito, es seguro que nos ganaremos un  castigo llamado multa.

Por qué entonces pretenden algunas personas satanizar a toda costa el castigo en los perros?

El castigo suministrado de una forma justa, comprensible y respetuosa para el perro, disminuye enormemente las posibilidades de que una mala conducta se repita y genere consecuencias serias para la mascota y/o la comunidad que lo rodea.

Los animales en su medio natural, están constantemente expuestos a experiencias tanto positivas como negativas, y estas constituyen su medio principal de aprendizaje.

Los animales de manada, para nuestro caso los canidos, usan rituales de jerarquía que implican castigo, como una forma de mantener el equilibrio y armonía del grupo, o cual garantiza aún más su supervivencia como manada.

Algunas recomendaciones con respecto a la aplicación de castigos en nuestros perros:

  1. Nunca castigues a tu perro a destiempo, todo castigo debe ser proporcionado en el instante en que la mala conducta se presenta.
  2. Un castigo deberá ser firme, corto y nunca proporcionado con ira o violencia.
  3. Castigar de manera débil sin la firmeza necesaria solo endurecerá el perro.
  4. Castigar el perro por algo que no entiende o no se le ha enseñado previamente solo le confundirá e infundirá temor.
  5. Nunca usar el castigo como medio principal de educación.
  6. La forma de castigar deberá ser lo más parecida posible a la usada por los perros entre ellos.
  7. Nunca castigues si no conoces los principios básicos del aprendizaje canino y unas buenas bases de etología canina.
  8. El castigo por sí solo no ofrece los mejores resultados. Siempre deberá combinarse con alternativas en donde el perro pueda focalizar su conducta y sus instintos.

Para finalizar, es importante aclarar que castigo y maltrato no son lo mismo, un perro que ha sido maltratado dará muestras claras de miedo hacia sus propietarios o su entrenador. Por el contrario un perro correctamente adiestrado en donde se ha usado el castigo en algún momento pero de forma adecuada, mostrara una relación armónica y feliz con sus dueños y/o entrenador.

Hasta la próxima

Publicación Gratuita No 69

Por que tu perro no obedece y comete malas acciones?

Por Alvaro E Osorio G

864_leyenda-sobre-perros-y-gatos_1374

El instinto es una conducta innata no aprendida común a toda una especie, que se activa mediante estímulos.

La mayoría de los propietarios desconocen cómo funcionan los instintos en sus perros y que factores pueden influir en ellos y por este motivo muchas conductas instintivas tienden a ser justificadas  desde el punto de vista humano y no animal.

Un ejemplo muy comúnmente observado, es cuando un perro macho alza la pata para orinar (comportamiento instintivo en casi todos los machos adultos de la especie canina) dentro de la casa. Muchos dueños justifican esta acción, diciendo que la mascota lo hace por rabia o venganza contra algún evento como dejarle solo o regañarle.

Otra situación bastante común es cuando  tu mascota persigue un gato del barrio y hace caso omiso u oídos sordos a tu llamado, (corriendo el respectivo riesgo que una acción de esta conlleva), lo que cree la mayoría de la gente es que su perro odia los gatos; nada mas lejos de la realidad, lo único que le esta pasando a tu perro es que el gato activa su instinto de caza y en estos casos su capacidad de pensar se anula por completo y solo predomina su instinto.

Esta falta de conocimiento y manejo sobre estas situaciones por parte de los propietarios, deriba con el tiempo  a problemas de conducta relacionados estrechamente con la manifestación de los instintos.

Los siguientes son algunos ejemplos de instintos en perros.

1.Instinto de seguimiento, muy notorio en cachorros que ya tiene algo de movilidad y se manifiesta cuando siguen a sus hermanos, madre y humanos que entren en contacto con la camada.

2.Búsqueda del pezón materno para alimentarse
Instinto de rastreo, buscar a ras del suelo o por el aires señales olfativas utilizando exclusivamente  la nariz.

3.Instinto de caza. Consistente en perseguir objetos, animales y personas que se muevan rápido.

4.Instinto de presa, consistente en sujetar el producto de la cacería con la boca y sacudirlo de manera fuerte para matarlo. Se nota en los cachorros al agarrar las botas de los pantalones de la gente, un trapo o una pelota.

5.Instinto de marcaje territorial. Se manifiesta con mayor claridad en los machos a alzar la pata para orinar y dejar su referencia olfativa para otros perros.

6.Instinto sexual. Se manifiesta ante la presencia de una hembra en celo.

Los instintos no se pueden desaparecer, en otras palabras no es posible amputarlos como si se tratasen de un órgano cualquiera.  Su principal forma de control está en la canalización de los mismos mediante programas de adiestramiento profesional, hacia conductas que no sean perjudiciales para la familia humana y el grupo social que los rodea.

Hasta la próxima