Monthly Archives: May 2017

Quiero que mi cachorro no sea agresivo – Publicación Gratuita No. 94

Hoshi y Simon- siberian husky y pastor escoses

Quiero que mi cachorro no sea agresivo sea sociable familiar uno más de mi familia

 

Lo ideal es que cualquier perro entre los 45 días de nacido y los 3.5 meses de edad, conozca la mayor cantidad de perros y personas posibles, incluyendo niños.  Se deberá realizar una asociación positiva. Esto quiere decir que cada que le presentes una persona a tu cachorro, deberás premiarle con comida apetitosa o con juego. Este proceso se debe realizar a diario, pues la vida de un perro va de forma muy acelerada y su periodo crítico de socialización se termina hacia los 3.5 meses. Los perros con los que se relacione deberán ser amistosos y equilibrados, preferiblemente adultos ya que son una mejor referencia para los cachorros. En la socialización con cachorros, se deberá evitar a toda costa el bulling de otros cachorros hacia el tuyo y viceversa.

Las experiencias buenas y malas que se den en este periodo crítico de socialización  quedaran grabadas de forma indeleble en el cerebro de cachorro, lo que aprenda o deje de aprender en esta etapa, durara para toda la vida.

El otro elemento fundamental en el periodo de socialización será el juego con sus dueños. El juego deberá estar focalizado hacia juguetes como pelotas y similares, ya que de esa manera como dueños ganaremos más relevancia para el cachorro que los estímulos del medio ambiente. Si dejas que la única actividad que tenga tu perro en el parque sea la de olisquear y jugar con otros perros, créeme que cada día serás menos importante  para él, al menos en lo que al parque se refiere.

Enséñale desde muy chico que el parque es para la actividad y la diversión y la casa es para descansar y estar tranquilo. De esa manera tendrás un perro más calmado en el hogar y de mucha actividad en zonas abiertas. Hacia los 4 meses de vida deberás iniciar un programa de adiestramiento básico en obediencia y continuar con su proceso de socialización.

Ten en cuenta que tu cachorro crecerá y madurara su carácter. Su estabilidad emocional dependerá en una buena parte de que le crees rutinas predecibles y normas de convivencia consistentes. No hay nada que ponga un perro más nervioso e inseguro que un dueño impredecible, inconsistente e incoherente en las normas y limites que coloque en la vida de su mascota.  Sera muy importante  contar con un buen adiestrador que te guíe en un programa de obediencia básica  y detecte a tiempo cualquier manifestación o signos   de agresión hacia otros perros o personas  logrando de esta manera que se puedan tomar medidas a tiempo.

Recuerda siempre que todo lo que desees que aprenda tu cachorro o perro adulto, siempre tendrá un proceso con sus respectivos pasos a seguir. Hasta ahora no venden recetas mágicas ni microchips para que tu perro aprenda, el éxito está en que tú te involucres y comprometas con la formación, educación y adiestramiento de tu perro.

Hasta la próxima.

Le voy a regalar un perro a mi hijo – Publicación Gratuita No. 93

niños y perros 2

Le voy a regalar un perro a mi hijo

Por

Álvaro E Osorio G

Le compre un perro a mi hijo, me tenía loco desde hace varios meses atrás y finalmente le di gusto. Lo hice para que aprenda a ser más responsable.

Los anteriores son los argumentos con los que frecuentemente un padre o una madre justifican la compra de un cachorro. Nada más lejos de la realidad.  Como adultos  cuando llevamos un perro a casa, la mayor responsabilidad de ese nuevo miembro de familia pesa sobre nuestros hombros.

Los niños generalmente no tienen el grado de madurez necesario para hacerse cargo de un ser  vivo que es  cien por ciento dependiente.  Podemos incentivar algunas conductas de compromiso y responsabilidad a nuestros hijos, pero nunca pretender que la responsabilidad de una mascota caiga totalmente sobre nuestros hijos.

Muchacho no cuida muchacho, decía mi madre. Yo diría muchacho no cuida cachorro. Salvo algunas excepciones, delegar la crianza y educación de un cachorro a nuestros hijos es el camino más rápido para llenarse de problemas  y posibles accidentes cuyas consecuencias   finalmente pagara el perro.

Algunos consejos y cosas a tener en cuenta antes de regalar un cachorro a sus hijos:

1.       Escoja una raza de tamaño acorde a la edad de sus hijos, para niños pequeños mejor razas pequeñas.

2.       Asesórese de un profesional de adiestramiento para escoger el cachorro dentro de la camada.

3.       No todos los perros de razas no agresivas son aptos para niños, la raza no es la única que cuenta, finalmente es el  comportamiento del individuo el que determina gran parte del resultado final.

4.       Tenga en cuenta que usted será el principal encargado de educar unos buenos hábitos de higiene en el perro, eso requiere de tiempo, paciencia y sobre todo disciplina.

5.       El ejercicio que requiera su perro, la salud, el adiestramiento y algunas otras cosas también serán su responsabilidad directa, si no cuenta con el tiempo, hoy en día hay muchas opciones para que lo haga un tercero, eso sí, súmelo a su presupuesto mensual. Tener perro no es barato.

6.       Inculque en sus hijos antes que nada, el respeto por la mascota, déjeles en claro  que no es un juguete.

7.       Si usted permite que sus hijos abusen del perro, tarde que temprano él se hará respetar.

8.       Si tiene niños menores de 13 años, la regla de oro es NUNCA DEJE PERROS Y NIÑOS SOLOS.

9.       Olvídese el mito de que un perro no será agresivo si se le educa con amor, la agresión es algo mucho más complejo y tiene múltiples factores que  influyen en ella.

10.   Antes de llevar un perro a casa, asesórese, pregunte, investigue, lea, consulte Internet, la educación y adiestramiento de un perro empiezan desde el mismo momento de la adquisición. No espere a estar lleno de problemas para buscar ayuda.

Hasta la próxima