No me caso con un método de adiestramiento de perros – Publicación gratuita No. 92

Boletín canino
No me caso con un método de adiestramiento.
Por
Álvaro E Osorio G

_AZ13229

Los últimos estudios científicos sobre  adiestramiento canino han permitido que la profesión de adiestrador evolucione hacia mejores y más humanos sistemas de enseñanza y adicionalmente a dado paso al surgimiento de diferentes métodos de entrenamiento. Sin importar el nombre que se les coloque (algunos más rimbombantes que otros) mi posición al respecto, es que casarse con una metodología de adiestramiento y pretender hacerla casi como una religión o dogma personal es un error.

Alrededor de la labor de adiestrar un perro, existen demasiados factores y variables  tanto externos  al perro, como internos, que hacen del adiestramiento un arte y no una ciencia exacta.

Pretender adiestrar perros con único método, sería como educar a todos los niños del planeta con una misma metodología.

Entorno al adiestramiento  de cada perro, y los resultados finales  influyen factores como:

Raza, sexo del ejemplar,  carácter (adquirido), temperamento (Innato), personalidad o perronalidad (la suma del carácter y el temperamento), personalidad del dueño, compromiso de los dueños, medio ambiente en el que vive cada perro, etc.

Si a esto le sumamos que de cada una de las variables anteriores se pueden subdividir en otras, la lista se tornaría bastante larga.

Por esto es que casarse con una metodología única, desde mi punto de punto de vista no tiene mucho sentido.

El adiestramiento moderno no ha dejado de ser un arte y al ser arte no entra en la categoría de ciencias exactas, aunque deba  apoyarse en la ciencia.

Para finalizar, lo más importante a la hora de adiestrar a nuestros mejores amigos, deberá ser el hecho de tener una filosofía clara e inamovible basada en el respeto en todos los sentidos a nuestros perros.

Hasta la próxima

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *