Publicación Gratuita No 36

COMO JUGAR CON TU PERRO

412_79227_4486199_858916

Continuando con asuntos relacionados con los perros activos o con exceso de energía, a continuación encontraran un artículo que plantea de manera sencilla y con gran claridad, la forma en que debemos jugar con nuestros perros.

El juego es una de las principales herramientas del adiestramiento moderno, y forma parte de la construcción jerararquica con sus dueños.

La mayoría de las razas caninas, conservan muchas características de comportamiento de los lobos cachorros y jóvenes. Es por este motivo que el instinto de juego en los perros, permanece a pesar del paso de los años.

Jugando con tu perro

Todos los que tenemos perros pasamos algún tiempo jugando con ellos. Esto es tan natural como respirar.

Pero, te has puesto a pensar ¿qué efectos puede tener un juego en particular? ¿Especialmente los juegos violentos y bruscos?

Los juegos violentos pueden generar problemas de agresión. Sencillamente, con estos juegos tu perro puede aprender que él es más fuerte y/o más rápido que tú. Si tu perro tiene esa impresión, será más difícil que te acepte como líder.

Lanzarle una pelota para que la recoja y jugar a las escondidas son dos de los juegos más útiles para mantener el liderazgo al mismo tiempo que te diviertes con tu perro.

Sin embargo, también puedes jugar algunos juegos un poco más rudos.

Si, por ejemplo, te gusta jugar a jalonear algún juguete con tu perro, lo importante es que al final tú te quedes con el juguete. Para esto, antes tienes que enseñarle a entregarte cualquier cosa que tenga en su poder.

El juego tiene que detenerse con cualquier demostración excesiva de fuerza por parte de tu perro. En ese caso, te llevas el juguete y lo guardas.

Si tu perro es agresivo, o tú no te sientes confiado sobre tus fuerzas, no juegues a jalonear algo. En esos casos, el juego podría tener consecuencias desastrosas. No solamente bajará tu estatus social ante los ojos de tu perro, sino que podrías recibir una mordida.

Si tu perro es generalmente tranquilo, puedes estimularlo un poco al jugar. Pero si tu perro es hiperactivo, destructor o dominante, busca juegos tranquilos que le permitan quemar energías, como lanzarle la pelota. Otra opción sería que empieces a practicar algún deporte canino como Agility o Flyball.

Ten las mismas precauciones cuando tu perro juegue con otro perro. Los perros suelen gruñir y morderse durante el juego, pero detén el juego si empiezan a morderse con mucha fuerza o a gruñirse de mala manera.

Nunca dejes a tu perro jugar con niños muy pequeños si es que no puedes supervisar el juego.


Autora: Rebeca Soto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *