Publicación Gratuita No 37

“LOS PRIMEROS MESES DE VIDA DEL CACHORRO”

cachorros-de-labrador 

Cordial saludo a nuestros lectores.

Una buena parte de los propietarios de cachorros, ignoran la importancia que tienen los primeros meses de vida en un perro y como pueden llegar a definir el futuro comportamiento de la mascota.

Veremos a continuación los diferentes desarrollos físicos y psíquicos de nuestra mascota en sus primeros  meses de vida:

1er MES:

En este mes se empiezan a despertar los sentidos principalmente de la vista y  el oído, que hasta hace pocos días permanecían cerrados al mundo externo.

El cachorro en esta etapa, inicia a percibir las formas y ruidos que lo rodean, y es de vital importancia la relación con su madre, sus hermanos y por su puesto las primeras experiencias con el ser humano.

En este tiempo el cachorro empieza a aprender todo el lenguaje perruno, de parte de su madre, vital para una buena relación con otros perros y con los seres humanos, en los meses venideros y en el resto de su vida.

En estos días se da inicio al conocimiento de las posturas sociales de dominantes y dominados, vitales para el control e inhibición de los futuros comportamientos  agresivos.

¡Ningún cachorro, deberá ser separado de su camada antes de los 2 meses, pues literalmente cortaríamos este proceso de aprendizaje al lado de su madre y sus hermanos!

El comercio indiscriminado y la falta de información en la gente son los dos principales factores, que ayudan a que muchos cachorros salgan prematuramente de sus camadas, siendo lo anterior, una de las principales causas de los problemas de comportamiento en perros.

2do Mes:

Ya a esta edad el cachorro deberá estar incorporado a la familia humana, pues permanecer por demasiado tiempo en el criadero en compañía de sus hermanos, le restara tiempo para conocer en su periodo critico de aprendizaje, todos los estímulos que le rodearan por el resto de su vida.

¡Si permanece demasiado tiempo al lado de otros perros, tendrá una fuerte tendencia a la independencia del ser humano y a una mayor atracción hacia sus congéneres!

En este mes, el humano deberá continuar con la educación que la mama perruna inicio. Es decir, los nuevos líderes de la manada, (los dueños humanos) controlaran los juegos bruscos, estimularan sus impulsos de seguimiento y canalizaran los juegos predatorios hacia objetos adecuados como pelotas o similares.

Se deberá iniciar la enseñanza de los correctos hábitos de higiene aprovechando su instinto innato de limpieza.

Contando ya con la primera vacuna, el cachorro deberá tener contacto DIARIO con personas distintas a las de la casa, niños y todo el ambiente citadino (carros, motos, bicicletas y animales de diferentes especies) que le rodeara en adelante.

Es aquí cuando inicia el periodo de socialización, fundamental para el desarrollo adecuado del cachorro.

¡Un cachorro con una socialización pobre, podrá tener comportamientos miedosos o agresivos hacia aquello que no conoce!

Las experiencias tempranas (entre los 45 días y los 5 meses) constantes ayudaran a darle una organización armónica a su sistema nervioso.

¡La socialización no tendrá efecto alguno si  se realiza solo los fines de semana, ya que este es un proceso de aprendizaje por estimulación y deberá ser continuo!

3er MES:

El proceso de socialización que inicio en el segundo mes, deberá continuar en la misma forma es decir a diario, como mínimo hasta el quinto mes de vida.

El dueño debe de identificar cualquier signo de agresión hacia el ser humano, y disciplinarlo, para lograr mantener el estatus de líder ante su cachorro.

La importancia de la socialización diaria esta en el control que los amos ejerzan sobre las manifestaciones predatorias o agresivas hacia personas o animales. Es decir que nuestro cachorro deberá ser corregido justo en el momento en que pretende perseguir un gato una moto o un niño que corre, hasta lograr que identifique estas situaciones como normales, y respete los límites impuestos por el ser humano.

 A la par, todo propietario deberá establecer normas y limites territoriales dentro de su hogar, como una forma de mantener el liderazgo del cachorro.

Es este mes se da un mayor desarrollo de la coordinación motora del cachorro, crece rápidamente y se hace cada vez mas fuerte, razón por la cual La socialización deberá estar unida a las jornadas diarias de ejercicio al aire libre, ya que este proporcionara un comportamiento mas calmado dentro de casa.

¡Recordemos que la energía acumulada, genera frustración y la frustración se convierte en problemas de conducta!             

Este es un mes propicio para iniciar el vital proceso de obediencia básica, al cual los cachorros son bastante receptivos debido a su disposición al aprendizaje lúdico (aprender a través del juego).

El adiestramiento en obediencia, rectificara constantemente en el cachorro, que son los seres humanos los que tienen el liderazgo de la manada.

En nuestra próxima entrega abordaremos otras etapas de desarrollo del perro y sus respectivas recomendaciones.

Hasta la próxima.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *