Publicación Gratuita No 40

Cansado de que su perro salte encima suyo?

Parte 2

Por Álvaro Osorio G

 

 perro_saltando

 

Lo primero será, a través  de refuerzos positivos (galletas y golosinas para perros) enseñar a nuestro amigo la orden de sentarse. Esto lo lograremos colocando la galleta por encima de la nariz del perro, llevando un poco la mano hacia atrás, de tal manera que por buscar la galleta, el perro se siente.

Bastaran unas pocas repeticiones, para que el perro asocie que si quiere la galleta deberá sentarse.

Una vez aprendido el comportamiento, para que nuestro perro no se acostumbre en exceso a la comida, premiaremos el sentado algunas veces sí y otras no. Este procedimiento hará que nuestro perro se siente cada vez con mayor consistencia. Al comando de sentarse, le uniremos una señal con nuestra mano, que sea siempre fácil de identificar para el perro y siempre sea la misma.

Aprovecharemos el comando aprendido por nuestro perro, para ordenarle que se siente, justo antes de que salte encima de nosotros y le premiaremos por sentarse. Lo que estaríamos haciendo en este caso, es reforzando una conducta (la de sentarse) y ignorando otra (la de saltar). Así como su cachorro paso varios meses aprendiendo a saltar encima de la gente, tomara varias semanas para cambiar este mal habito, por el de sentarse.

Usted deberá contar con unos amigos de confianza, dispuestos a colaborarle con la enseñanza de estos modales a su perro, para que ellos hagan exactamente lo mismo que usted hace, es decir ordenarle a su mascota que se siente justo en el momento que va a saltar. Esto hará con el tiempo que el perro generalice su hábito de sentarse con toda persona que se le aproxima en vez de saltar encima de ellos.

Recuerde que una vez haya nuestro perro aprendido él habito de sentarse, premiaremos con galletas o golosinas para perros de forma intermitente (a veces se premia y otras no) el comando de sentarse. Esto hará que este comportamiento tome mas fuerza y reemplace el mal hábito más rápidamente.

Usted deberá ignorar en todo momento, cualquier intento de su mascota, por saltar encima suyo. En otras palabras, usted no debe hacer ningún tipo de contacto visual, verbal o táctil, es decir  no mire su perro, no le hable y no lo toque ya que cualquier forma de contacto justo cuando su perro salta, es una forma de darle precisamente aquello que su mascota esta buscando… atención.

Para reforzar aun más el aprendizaje, cuando este en la calle o en un parque, pídale a algún vecino o visitante del parque que se aproxime a su perro, le haga la señal que usted le enseño a su mascota para que se siente y enseguida le premie.

Recuerde, los perros aprenden por asociación y repetición, con esto quiero decir, que su deber es realizar estos ejercicios todos los días al menos durante 2 veces por día, hasta lograr erradicar el mal habito. Tenga en cuenta que usted ha reforzado los saltos de su perro durante varios meses, de tal manera que llénese de paciencia mientras premia la conducta adecuada y esta reemplaza el viejo y molesto habito de saltar.

Los premios se reducirán lentamente, en la medida que el nuevo habito de sentarse en frente de las visitas tome mayor fuerza, hasta llegar a reemplazar los premios alimenticios por caricias

Usted deberá ser siempre consistente y coherente con su enseñanza. Muchas personas se contradicen con sus acciones, y a veces permiten que el perro vuelva a saltar encima de ellos, por el simple hecho de que están vestidos con ropa deportiva, si usted comete este error, simplemente confundirá más el perro, y empeorara el problema.

Premie SIEMPRE el sentado de su perro e ignore SIEMPRE  los saltos o cualquier intento.

En algunas ocasiones, hay perros extremadamente persistentes en su conducta de saltar sobre las personas y esto como lo mencionamos en el artículo anterior, puede obedecer a un comportamiento de dominancia hacia los seres humanos, que en casi todas las ocasiones desencadena en conductas agresivas.

Los más afectados con este tipo de conductas dominantes, son los ancianos y los niños, razón por la cual es de vital importancia, buscar la asesoría de profesionales en el manejo de la conducta canina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *