Publicación Gratuita No 45

 ¡UNA NOCHE DE SUEÑO TRANQUILO VALE ORO!

El control de los ladridos de tu perro

ladrido-perros

Por Alvaro E Osorio G

 

 

Ladrar para nuestros perros es algo totalmente natural. El ladrido para los perros es una de las herramientas de comunicación, con sus congéneres y los seres humanos.

Cuando un perro ladra, evidentemente existe una causa, que activa este comportamiento. Generalmente los ladridos obedecen a comportamientos instintivos que son disparados por estimulos externos que en la mayoría de nuestros casos están fuera de nuestro control, o pueden ser disparados por un estado emocional que se origina en una necesidad determinada. Un ejemplo de lo anterior seria  los perros que ladran como una forma de aviso de un intruso en el territorio (defensa territorial),como una forma de saludo (estado emocional de alegría), como una forma de aburrimiento o como una forma de llamar la atención.

Sea cual sea la razón por la cual ladra un perro, cuando este ladrido se torna repetitivo, se convierte en una molestia( en especial si es en la noche) para los dueños del perro y para la comunidad que le rodea.

En la mayoría de los casos, el perro a través del ladrido obtiene una  respuesta de su medio ambiente, de sus amos o de sus congéneres (otros perros vecinos) que se convierte en REFUERZO (premio) a sus incesantes ladridos.

Estos refuerzos, en la mayoría de casos incontrolables (por ejemplo: es casi imposible controlar los maullidos nocturnos  de los gatos o los ladridos de perros vecinos) hacen que la conducta se fije con mas fuerza cada día y la con el paso del tiempo se transforme en habito.

¿Como entonces controlo los ladridos de mi perro?

Lo primero es identificar la causa de los ladridos de mi mascota, si logro desaparecer la causa, muy seguramente los ladridos disminuirán o desaparecerán.

Lo segundo es premiar el silencio de mi perro, justo en el momento que permanece callado, estos premios pueden ser alimenticios o de alabanzas.

Una tercera forma seria adiestrarlo para que ladre a una orden, (si se que suena contradictorio) y otra para que se quede callado a otra orden.

Es importante aclarar, que este es un proceso que en la mayoría de los casos se torna largo y difícil de manejar, ya que en todo momento no tenemos control de los factores externos que llevan a ladrar nuestro perro, y  no siempre estamos listos a premiar nuestra mascota cuando permanece en silencio.

Como cuarto punto, es fundamental, entender que los castigos dados a destiempo de los ladridos (El perro ladra y se le castiga o regaña 5, 10 o mas segundos después de haber ladrado) el perro no logra asociarlos y por lo tanto muy pocas veces tienen efecto que buscamos.

Técnicas para controlar los ladridos caninos, existen muchas, pero seria bastante largo tratar de explicarlas en este boletín.

Lo mas adecuado es asesorarse de profesionales del adiestramiento y comportamiento canino para  tener mayor información a cerca de esta clase de problemas y las opciones que existen para solucionarlos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *