Publicación Gratuita No 53

BOLETIN CANINO

La realidad del adiestramiento canino

Por Álvaro E Osorio G

 Foto erick

En repetidas ocasiones, llegan clientes a nuestra escuela de adiestramiento con muchas expectativas de que solucionemos los diferentes problemas de conducta y obediencia que tiene sus perros. Ellos miran el adiestramiento y los programas de modificación de conductas como una tabla de salvación a su situación de convivencia con su mascota.

Si bien es cierto  que como expertos en adiestramiento y modificación de conductas, estamos en capacidad de corregir comportamientos, bajar los niveles de ansiedad, estrés y lograr que el perro obedezca en la mayoría de ocasiones, siempre advierto a mis clientes que un proceso de adiestramiento debe ser integral. De nada sirve que el perro nos obedezca y se comporte con nosotros si no lo va a hacer con el dueño.

Toda persona que desee aprovechar al máximo los resultados del entrenamiento de su perro, deberá seguir al pie de la letra las recomendaciones de cada entrenador y lo mas importante, en alguna parte del proceso deberá ser parte activa del proceso de adiestramiento, deberá aprender a comunicarse con su mascota, a entender su lenguaje, sus instintos y los diferentes patrones de conducta que predominan en la especie.

Sin hacer parte del proceso será casi imposible que el perro obedezca con sus dueños y en su ambiente.

Los perros están en capacidad de discriminar ambientes personas y situaciones, si usted no sigue las recomendaciones, no practica y no se preocupa por involucrarse en la educación de su perro, él aprenderá rápidamente que comportarse y obedecer solo funciona en la escuela y con el entrenador.

Un perro no es una máquina a la que se le puedan reparar los desperfectos, un perro no viene con manual de órdenes e instrucciones, cada perro es única y exclusivamente responsabilidad de quienes lo llevaron a casa.

Hasta la proxima

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *