Publicación Gratuita No 54

Boletín Canino

¿Porque mis dos perros se pelean?

Por Alvaro E Osorio G

 perros peleando 3

La agresiones entre perros que viven en un mismo espacio pueden llegar a ser parte normal de repertorio de comportamiento de una manada canina, de hecho dentro de las manadas humanas  también se presentan con relativa frecuencia discusiones y altercados incluso entre miembros de la misma familia por la cual profesamos un amor fraterno. Entonces por que deberían ser los perros la excepción?

El verdadero problema de la peleas entre perros que conviven inicia cuando la frecuencia de estos encuentros se aumenta, al igual que la intensidad de la agresión y por lo tanto sus consecuencias también. Cuando uno o más perros llegan al punto de hacerse daño  es evidente que la situación ha pasado de una simple gresca a un verdadero problema de conducta.

Por que se pelean dos perros?

Las causas de agresión entre perros pueden ser múltiples, mencionaremos las más comunes a continuación.

  1. Disputa de recursos: Elementos como la comida, los juguetes o el espacio suelen ser un factor disparador de la agresión, en especial cuando una o las dos mascotas suelen ser posesivos.
  2. Disputa por atención social: La interacción entre los miembros de una manada está regulada y controlada por el líder. Es común ver que dos perros de un mismo hogar compiten por las caricias y la atención de sus dueños.
  3. Disputa por sexualidad: Esta es una de las causas más fuertes y de mas difícil manejo que existen y se presenta siempre entre perros enteros (machos sin castrar y hembras sin esterilizar)Las peleas por una hembra en celo pueden llegar a ser muy intensas y con consecuencias graves o incluso la muerte.

Los humanos frecuentemente atenuamos el problema:

Una vez iniciado el conflicto, una gran mayoría de los dueños intervienen de manera equivocada, justo antes, durante y después de la pelea.  La agresión va acompañada de gritos e incluso castigos físicos, que se convierten en disparadores y atenuadores de la agresión.

Al no estar en capacidad de identificar las causas de los eventos de agresión y los disparadores que hacen parte de cada encuentro, las peleas tienden a volverse cíclicas y cada vez más intensas.

Una vez dos perros pelean al punto de hacerse daño, las posibilidades de que lo vuelvan a hacer son mucho más altas. Es nuestro deber como propietarios buscar apoyo de un  profesional del comportamiento canino que nos ayude a identificar las posibles causas, los disparadores y que nos indique un protocolo a seguir en el control y la disminución de este tipo de conductas.

Hasta la próxima

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *