Publicación Gratuita No 58

BOLETÍN CANINO

Por Alvaro E Osorio G

 

LOS 6 ERRORES MÁS COMUNES AL TRATAR DE EDUCAR TU CACHORRO

cachorros-de-perros-labradores

“Prevenir es mejor que curar”, dice un conocido refrán.  Y verdaderamente este conocido dicho es 100% aplicable a la educación y adiestramiento de un cachorro. Los perros, especialmente los jóvenes, fijan conductas con mucha facilidad pues muchas de ellas traen un placer o satisfacción en sí mismas. A continuación enunciaremos unos de los errores más comunes que se comenten al llevar e incorporar un cachorro a nuestro hogar.

  1. Dejar la educación y el adiestramiento de tu perro para cuando tenga más de 6 u 8 meses: Si bien es cierto que un perro adulto no pierde su capacidad de aprendizaje también es cierto que entre más joven sea un perro es mucho más fácil influir, modificar y amoldar su comportamiento a las expectativas de cada propietario. Los periodos sensibles ( impregnación de experiencias) terminan hacia el 4 o 5 mes de vida.
  2. Frustrarse con demasiada facilidad: Una buena parte de los propietarios desean resultados inmediatos pero las expectativas de aprendizaje deben estar más cercanas a lo real. Procesos, como el mordisqueo destructivo, el control de los hábitos de higiene toman más  tiempo del que se espera.
  3. Falta de supervisión adecuada: Cuando desatendemos un cachorro, es muy probable que haga daños ya que al igual que los niños, ellos exploran el mundo pero con su boca y sus dientes. Mantener su cachorro a la vista ojala dentro de la misma habitación que usted esta, es lo más adecuado, de lo contrario se debe contar con un área controlada como un corral patio o habitación en donde no sea posible que haga daños y tenga sus juguetes a mano para morder.
  4. Poca socialización en su etapa de cachorro: La falta de interacción con otros perros evita que el cachorro aprenda a controlar su mordida y a entender que hay un límite para jugar. Si el cachorro muerde con mucha fuerza a otro cachorro, este se apartara evitando el juego, pero si muerde a  un adulto con mucha fuerza, el adulto le colocara un límite y le enseñara cual es su posición de respeto frente a él.
  5. No tener en cuenta la cantidad de ejercicio que algunos cachorros requieren: La estimulación física (ejercicio al aire libre) y mental (juguetes interactivos) ayuda enormemente a controlar el mordisqueo destructivo. La excesiva inactividad aumenta el nivel de estress y acumula la energía característica de un perro joven.
  6. Dejar al cachorro, si correa en áreas no cerradas y de muchas distracciones: En la primera etapa de vida, los cachorros son bastante dependientes de los miembros adultos de su manada (para nuestro caso, los dueños) y es normal que lo sigan a toda parte, pero acercándose hacia los 5 meses empiezan a ser más independientes y a explorar el mundo q los rodea con menos temor. Dejar un cachorro de esta edad sin una correa que permita su supervisión y control, es la puerta de entrada para que él se meta en problemas.

Hasta la próxima

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *