Con cierta frecuencia recibimos en nuestro centro de entrenamiento alumnos pertenecientes a lo que yo llamo razas poderosas. Este tipo de perros poseen unas características de comportamiento bastante particulares, producto de los procesos de crianza especializada del hombre, que en un principio los utilizaba como guardianes de sus propiedades o en el caso de los pitbulls como perros de pelea.

Lo más importante con respecto a lo que yo llamo razas poderosas es que estén en el lugar correcto y con los dueños correctos, ya que los instintos en estas razas están en la mayoría de los casos más acentuados que en otras.

Entonces las razas poderosas necesitan:

Quizás la mayoría de las razas poderosas  han sido estigmatizadas  debido a que cuando atacan al ser humano producen enormes daños, pero de lo que los medios de comunicación no se percatan es que los que poseemos razas poderosas somos los únicos responsables de las acciones de nuestro perros.

Deja una respuesta